Optimización del contenido de cara al SEO

Optimización del contenido de cara al SEO

Introducción

Cualquier persona que maneje algo, por más pequeño que sea, sobre el marketing digital, habrá leído al menos en alguna ocasión sobre la optimización del contenido y que éste es el rey, y a que una estrategia ejecutada de la manera correcta puede hacer que contemos con una herramienta fundamental al momento de obtener nuevos clientes.

Todo esto se debe principalmente a que el marketing de contenidos es algo que aumenta notablemente todo lo que respecta al conocimiento de una marca, afectando de manera positiva a todo el aspecto SEO de una página o sitio web.

No obstante para muchas empresas parece algo ligeramente complicado de entender que se debe tomar completamente en serio todo lo que corresponde a la necesidad de desarrollar una presencia online, especialmente cuando estamos hablando de una estrategia de marketing de contenidos y todo lo que debe suponer para una empresa.

De igual manera hay quienes de hecho conocen la importancia del marketing online pero que actúan sin contar con una estrategia correctamente definida, haciendo que las tácticas SEO, el tráfico web y el manejo de las redes sociales sea inexistente y los pocos esfuerzos sean en vano.

writing-1149962_640 Optimización del contenido de cara al SEO

Es así como en muchos casos el posicionamiento en buscadores se convierte en un punto en el que las empresas que cuentan con una página web e intentan por diversos medios conseguir el mayor tráfico posible terminan rompiéndose la cabeza. Esto no se facilita para nada si tomamos en cuenta todos los constantes cambios dentro de los algoritmos de Google, los cuales hacen que esta tarea sea cada vez más compleja para quienes buscan hacer uso de algunas tácticas de SEO como es el caso del Link Building.

Pero si hay algo en lo que Google se ha mantenido constante y en lo que ha demostrado una dirección clara es en lo que respecta a su tendencia hacia la valoración y optimización del contenido de calidad y la difusión de este dentro de las diversas redes sociales. Es precisamente aquí donde se encuentran la importancia de contar con una buena estrategia de marketing de contenidos óptima, mejorando notablemente el posicionamiento web, consecuentemente mejorando el tráfico de la web, e inevitablemente captando un mayor número de clientes.

El contenido se debe crear pensando en los usuarios

Incluso cuando nos ha quedado claro que Google apuesta en todo momento por la valoración del contenido de calidad, muchas personas continúan creyendo que se puede conseguir mejores resultados a través de otros medios diferentes.

Cuando lo que estás buscando específicamente es aumentar de manera notable todo lo que corresponde al tráfico orgánico de una web, es completamente fundamental que conozcas cómo redactar contenidos que puedan ser considerados como contenidos optimizados para SEO, siempre teniendo muy presente la experiencia de los usuarios para poder agradar tanto a los algoritmos que determinan tu posicionamiento como a los posibles clientes que harán que tu negocio o plataforma virtual crezca verdaderamente y se mantenga en el tiempo.

En este momento puede que ya no quede ninguna duda de que todo el que cuenta con una web en la red mundial desea conseguir un muy alto tráfico de visitas, apareciendo de manera orgánica dentro de los primeros resultados de un motor de búsquedas como es el caso de Google. No obstante, en muchas ocasiones las personas cometen el error de optimizar en sobremanera los contenidos, tanto así que pierden el enfoque y olviden para quiénes se encuentran redactando los artículos.

Poder aparecer dentro de la primera página de resultados de motores de búsqueda tan importantes como Google no es algo imposible o limitado a las empresas más grandes. Únicamente debemos hacer las cosas bien.

Un punto bastante importante cuando estamos hablando de optimización del contenidos en relación con la experiencia del usuario al que se le presenta dicho contenido, es que los buenos contenidos no siempre tienen que ser los más extensos, sino que el enfoque debe ubicarse en poder enamorar a los lectores mientras se satisface todo lo que nos exigen los buscadores.

Google valora principalmente la optimización del  contenido

Como ya hemos dicho anteriormente, el contenido es el rey. Hemos podido apreciar que, de hecho, el SEO cada vez se encuentra más y más basado en el contenido. Pero probablemente si te estás iniciando dentro de todo el mundo del marketing online y del SEO, te estarás preguntando por qué es que los buscadores como Google toman tan en cuenta el posicionamiento en los buscadores.

Las reglas SEO son algo que se encuentra en constante evolución. De hecho, si echamos un rápido vistazo a la manera en la que se estructuraban hace unos cuantos años, apreciaremos que eran completamente diferentes a las que encontramos en la actualidad.

Antes, en lo que respectaba al SEO, las redes sociales y el contenido no eran algo que gozaba de tanta popularidad, y una gran parte del algoritmo de Google no se encontraba preparado para todas las técnicas no legales que hoy por hoy se encuentran en el mundo del SEO. Con todas estas actualizaciones, Google se ha ido humanizando, valorando cada vez más todo lo que respecta al contenido de calidad.

Hay muchos motivos y estadísticas que apoyan la razón por la que Google valora más el contenido de calidad, comenzando por el hecho de que todos los usuarios que navegan en internet quieren que al momento de realizar alguna búsqueda podamos encontrar el mejor contenido posible. Esperamos pasar de toda la publicidad, de todo ese contenido que no aporta ningún valor o que es sencillamente confuso. Por el contrario, lo que buscamos es un buen contenido que tenga la capacidad de resolver nuestras dudas.

writing-1149962_640 Optimización del contenido de cara al SEO

Algo que influye en buena parte dentro de las decisiones de compra por internet que realiza una persona son los blogs, tanto aquellos de carácter profesional como los blogs personales, los cuales también se convierten en nuevas formas de buscar clientes de cara al empresario.

Pero otro de los factores determinantes en todo esto para el buscador de Google son las redes sociales. Es importante que podamos conseguir enlaces entrantes a nuestro sitio, los cuales se convierten en un factor imparcial. Por supuesto, la social media o las redes sociales no se tratan especialmente de un indicador que llega a garantizar un contenido de completa calidad, pero sí pueden ser una medida bastante más exacta.

De igual manera no podemos dejar a un lado a las demás estrategias de SEO más tradicionales, como es el caso de la manera en la que redactamos nuestros contenidos, todos los enlaces internos y externos que incluimos en el mismo, el tratamiento de las imágenes, y además el uso de las keywords o palabras clave, las cuales siempre deben poder ser entendida por los usuarios que se acerquen a nuestra web.

Los factores técnicos que entran en juego en el SEO de contenidos

Existen cientos de factores técnicos que se deben tomar en cuenta en el posicionamiento de contenidos, y claramente no es para nada sencillo mencionarlos todos, pero sí es bastante importante que tomemos en consideración los principales para que nuestras estrategias puedan llegar a buen fin.

En primer lugar tenemos todos los factores internos, también conocidos como SEO On-Site, es decir, los relativos a una buen. Los factores internos son todos aquellos que podemos controlar nosotros de manera directa. El objetivo principal del SEO On-Site es hacer que para los buscadores sea mucho más sencillo poder acceder a nuestras páginas, obtener la información, calificarnos bajo sus parámetros y ofrecernos un puesto en los resultados.

Como ya hemos mencionado varias veces con anterioridad, el contenido de nuestra web es sin lugar a dudas el factor más importante cuando lo que buscamos es posicionar en Google. Cuando nos encontramos ofreciendo un contenido que es tan original como interesante para los usuarios, será bastante sencillo poder aparecer dentro de las primeras posiciones de los resultados de búsqueda de Google.

Google Panda es el encargado de establecer de manera estructurada si un contenido es original o si no lo es. Por lo general la extensión del texto debe ser de al menos unas trescientas palabras, pero esto es algo que se encuentra en un cambio constante, y actualmente se puede apreciar que algunos textos que tienen una extensión entre las 1000 y las 1200 palabras posicionan de manera bastante más sencilla.

Si hay algo importante a la hora de generar el contenido de nuestra web, es previamente realizar una búsqueda de palabras clave o keyword research, sabiendo cuáles son las palabras clave que debemos tomar como eje central, incluyéndola de manera natural a lo largo del texto para ofrecer una información actualizada sobre dicho término, teniendo en cuenta siempre que la misma también debe encontrarse en el título y en los subtítulos del contenido.

La estructura es otro de los factores técnicos importantes en el SEO. Cuando las arañas o rastreadores de Google tienen acceso a nuestra web, estas envían toda la información que consiguen rastrear a sus servidores. Nuestra labor para poder colaborar con ellas y obtener los mejores resultados es facilitarles todo el rastreo en general.

El hecho de contar con una buena estructura de URL no solo es algo que nos favorece en este aspecto, sino que además nos ayuda a mejorar la usabilidad, favoreciendo la navegación de nuestros usuarios.

Por otra parte, el tiempo de carga de la página es otro punto esencial. Es de vital importancia que tengamos en cuenta que el factor del tiempo de carga no solo puede hacer que se empeore la experiencia del usuario, sino que además influye notablemente en la capacidad de los buscadores de indexar todas las páginas de una web.

Ahora bien, no deberemos subestimar en ningún momento todo el poder e importancia del código HTML, puesto que los bots que acceden a una web leen en primer lugar el código HTML de esta, y de esta manera resulta esencial que lo tengamos estructurado y especialmente optimizado. Los motores de búsqueda en general suelen utilizar algunas etiquetas HTML para poder mostrar información del contenido dentro de los resultados de búsqueda.  En primer lugar debemos velar por la etiqueta title, la cual es únicamente visible en el código HTML de la página pero que influye en el posicionamiento SEO.

writing-1149962_640 Optimización del contenido de cara al SEO

Esta etiqueta es el título azul que muestra Google en sus resultados. Por lo general los motores de búsqueda suelen utilizarla para poder identificar de manera mucho más sencilla de qué trata una página en cuestión.

De igual manera, siendo solo visible en los resultados de una búsqueda, nos topamos con la etiqueta de meta-description. Si bien sabemos que los motores de búsqueda no la toman en cuenta al momento de posicionar, contar con una buena meta-description puede lograr que nuestra página reciba una mayor cantidad de clics, aumentando de esta manera todo lo que respecta al tráfico web.

Ahora debemos hablar de las etiquetas de cabecera, también llamadas en ocasiones “etiquetas H”. Estas etiquetas se muestran de una manera jerárquica, ofreciendo los diferentes títulos que se pueden encontrar dentro de un contenido en una web. Lo que se aconseja en el aspecto del posicionamiento es que exista únicamente un H1 que defina al título principal del texto para darle una mayor importancia y evitar confusiones.

¿Cómo optimizar los distintos aspectos de una página web?

Title

Ya hemos hablado de la importancia de la etiqueta de title. Para poder optimizarla deberás incluir la palabra clave principal en el título, preferiblemente al principio en caso de que sea posible, pero no es algo verdaderamente imprescindible. Además, el título debe resultar atractivo para los usuarios puesto que de esto depende si el visitante decide entrar a la web en lugar de otras que pueden aparecer en la página de resultados.

El título no debe contar con más de 65 caracteres para poder asegurarnos de que el mismo se mostrará completamente en la página de resultados de Google. En caso de que el título sea mayor, el texto quedará truncado, lo que hace que de manera general se produzcan menos visitas en comparación con otros resultados donde el título se muestra completo.

El título debe ser construido de manera natural, conteniendo en todo momento a la frase clave principal que haya sido escogida para la página en concreto, limitando el número de palabras que no aporten una información verdaderamente relevante, como ciertos conectores que podrían ser evitados. Está de más decir que el título debe ser único en el caso de cada página, jamás duplicado.

URL

Por otra parte debemos saber optimizar la URL de las páginas como parte de nuestras estrategias de SEO On-Page. La URL debe describir, al menos parcialmente, el contenido de nuestras páginas, idealmente el beneficio principal de estas o el producto que estemos vendiendo en caso de que aplique.

Es relevante que en la URL se incluya a la palabra clave principal, o al menos una variante semántica que pueda identificar el contenido de la página en cuestión. De igual manera, a menos que sea verdaderamente indispensable, se aconseja evitar el uso de fechas o de números en las URL, lo que podría hacer que nuestros artículos parecieran demasiado antiguos y obsoletos, exceptuando casos bastante puntuales.

Para poder optimizar correctamente una URL debemos procurar no incluir ciertos símbolos, como lo son los acentos o la letra “Ñ”. Tampoco deberíamos incluir parámetros difíciles de comprender, ni incluir la extensión de un archivo dentro de la URL puesto que esto no aporta nada dentro del posicionamiento, el cual es nuestro objetivo principal.

Saturar la URL con nuestras palabras clave puede parecer una opción segura, pero en la mayoría de los casos da resultados contraproducentes. De igual manera se aplica lo mismo que habíamos mencionado en el caso de los títulos, y es que las palabras vacías solo alargan la URL y no aportan nada, así que se deberían suprimir en la medida de lo posible.

Lo mejor es que separemos nuestras palabras o frases clave con el uso de guiones. Puedes utilizar el guión bajo puesto que Google no considera ninguna diferencia al momento de determinar el posicionamiento entre estos dos tipos de guiones, pero lo que se recomienda es que se utilice el guión medio al ser este mucho más legible que el guión bajo.

En todo momento deberemos buscar ser consistentes en el uso de las mayúsculas y las minúsculas, escogiendo nuestra preferencia y escribiéndolas siempre de la misma manera. Lo más aconsejable es que en todo momento se utilicen las minúsculas en las URL puesto que estas son bastante más legibles y fáciles de escribir cuando nos encontramos dentro de la caja de dirección.

Meta descripción

Ahora pasamos hablar de la manera en la que podemos optimizar la meta descripción, y para ello deberemos enfocarnos en escribir descripciones que sean realistas, que realmente puedan resumir lo que un visitante podrá encontrar en el momento en el que llegue a nuestra página web. En caso de que Google decida no mostrar nuestra descripción, lo mejor que podemos hacer es cambiarla basándonos en lo que ha escogido Google, forzando lo más posible el indexado.

La descripción es muy importante al momento de buscar aumentar el tráfico de nuestras páginas web puesto que puede que haya resultados mejor posicionados que el nuestro, pero si nuestra descripción llega a ser lo suficientemente llamativa entonces puede que consigamos el clic antes que ellos.

Si llega a ser adecuado hacerlo, nunca estará de más incluir una llamada a la acción para motivar a los usuarios. De igual forma es recomendado incluir las palabras clave para reforzar el mensaje que intentamos entregar, pero esto siempre se debe hacer de la manera más natural posible.

Debemos tener en cuenta que la longitud máxima de una meta descripción es de aproximadamente 153 caracteres, pero lo mejor es que no pasemos de los 141 caracteres puesto que es posible que Google muestra la fecha del artículo de la descripción, lo que hará que la longitud permitida se acorte. Pero si nos excedemos en el número de caracteres permitidos en una descripción, entonces Google va a mostrar puntos suspensivos en una descripción, de la misma manera que ocurriría con un título, y esto solo terminará perjudicándonos.

Etiquetas de cabecera principales

Cuando estamos hablando de las etiquetas H o etiquetas de cabecera, para poder optimizarlas deberemos resumir el contenido de la página en una frase que resulte ser sencilla de leer. Esto, claramente, en el caso del encabezado H1. Esta frase se debe encontrar ubicada lo más arriba posible dentro de la página, justo antes de que comience el texto del artículo en cuestión, lo que hará que se facilite la continuidad de la lectura.

El tamaño de la letra en el encabezado H1 deberá ser superior al de los encabezados menores, es decir, H2, H3 y así consecutivamente. Esto se hace de tal manera que pueda ser identificado claramente por el visitante que se encuentra en el sitio, además que debe haber un único encabezado H1 en cada página.

writing-1149962_640 Optimización del contenido de cara al SEO

Se recomienda que el H1 no sea igual que el title. No obstante, sí debe ser parecido para poder ofrecerle al visitante una sensación de continuidad, haciendo que el visitante vea en la página precisamente a lo que le ha dado clic en los resultados.

No debemos olvidar que la etiqueta H1 es un buen espacio para incluir una palabra clave secundaria o cualquier tipo de variación semántica de alguna de las palabras clave principales. Nuevamente, siempre que se incluya una palabra clave se debe mostrar de manera natural, nunca forzada. Todo debe girar en torno al SEO y a la experiencia del usuario al mismo tiempo.

Encabezados secundarios

Pasando a los encabezados secundarios, es importante que respetemos el orden de importancia de todas las etiquetas, ya que de esta manera es como debería aparecer nuestro contenido. Podemos utilizar tantos encabezados secundarios como consideremos que sean necesarios para poder estructurar de manera conveniente los artículos. Estas etiquetas son la herramienta que nos va a permitir dividir de manera conveniente en secciones todo nuestro contenido.

En ningún momento deberíamos forzar nuestras palabras clave en las etiquetas a menos que consideremos lógico que las mismas se encuentren allí. No tiene sentido que coloquemos encabezados simplemente porque sí. Mientras tengamos en mente que la función principal de estas etiquetas es estructurar de manera semántica nuestros contenidos en secciones y subsecciones, no tendremos mayores inconvenientes.

Bucket Brigade

Bucket brigada es una expresión que se originó en un ámbito para nada relacionado con el posicionamiento web, sino que nació en las primeras luchas contra los incendios, se cree que en Inglaterra. Al comienzo de esto, una persona se encargaba de pasar un balde hacia otra persona que se encontraba frente a ella, hasta que el balde finalmente llegaba a las manos de la persona que se encontraba frente al fuego y así luchaban contra el incendio.

¿Cómo se aplica esto al marketing de contenidos? Pues comencemos haciéndonos la idea de que en un determinado punto de nuestro texto, el visitante de la página comienza a perder el interés. Por alguna razón, ese párrafo ya no resulta tan interesante o atractivo como los anteriores. Es aquí cuando debes aplicar el bucket brigada o las frases de conexión para mantener al lector motivado a leer el resto del texto que les ofreces.

La idea es que consigas una parte de la publicación donde el lector pueda pensar en regresar a la página anterior, y es aquí donde deberás colocar una frase que haga que el lector desee continuar. Puedes comenzar hablando sobre un tema que no trate específicamente sobre lo que estás desarrollando, pero puedes conseguir una frase de conexión que nos lleve a lo que verdaderamente importa.

Las preguntas siempre serán una gran ayuda en este punto puesto que motivan al lector a buscar una respuesta, y para hacerlo deberán seguir leyendo, lo que hace permanezcan más tiempo en tu página e incluso terminen disfrutando de todo el artículo, compartiéndolo con sus amigos y obteniendo de esta manera excelentes resultados en cuanto al posicionamiento de tu web.

writing-1149962_640 Optimización del contenido de cara al SEO

Link Building

Parte del SEO Off-Page incluye el Link Building, que no es más que la acción de conseguir enlaces desde sitios que cuenten con una buena autoridad dentro del sector al que pertenecemos, huyendo de los enlaces masivos. Esto debe ser conseguido de manera natural.

La manera más exitosa de hacer Link Building es por medio de una campaña de marketing digital, entrando en el terreno del SEO Social. De igual manera nos podemos poner en contacto con la página en la que nos interesa crear el enlace, negociando la publicación de este con el ofrecimiento de algún tipo de beneficio para el webmaster, como bien podría ser el caso de un contenido de gran calidad.

La autoridad de tu web

Al momento de hablar sobre la autoridad de un sitio web puede que tengamos una idea un poco vaga de lo que esto quiere decir. Podemos imaginar sencillamente que la autoridad de una web no es más que su prestigio, es decir, la importancia relativa que tiene en comparación el resto, en conjunto con el valor y la calidad de la misma.

Una autoridad web alta sirve de mucho en cuanto al posicionamiento, comenzando por el hecho de que si nuestro sitio goza de una autoridad alta, entonces Google conseguirá ser bastante más permisivo e indulgente en cuanto a las técnicas que puedan ser moralmente cuestionables. De esta manera no solo se nos protege de los fallos internos, sino que además nos protege de algunos ataques externos.

Esto puede ocurrir en el caso de que un competidor tome la sucia estrategia de bombardear nuestro sitio web con enlaces truculentos. Si nuestra página cuenta con una autoridad alta, la misma no se va a ver tan afectada.

Pero de igual manera la autoridad alta afecta a la calidad de nuestros enlaces, y es que al tener una autoridad alta, nuestros enlaces pueden tener notablemente más valor que otros sitios con un menor prestigio. A largo plazo esto puede llevarnos a desarrollar la tentación de vender dichos enlaces de gran valor.

Hay diversos indicadores para medir la autoridad. En primer lugar se encuentra la Page Authority, un indicador creado por SeoMoz que se encarga de predecir la probabilidad de cada página de un sitio web de clasificarse bien dentro de las búsquedas de Google con independencia del motor de búsqueda en sí.

Otro de los indicadores, propiedad del mismo creador del que hemos hablado, es la autoridad del dominio o Domain Authority, que se encarga de medir la probabilidad de que un sitio concreto pueda posicionarse bien en los buscadores. Estos factores se pueden medir desde la versión gratuita de Open Site Explorer o desde algunos plugins que cuentan con la capacidad de indicarnos de manera automática los valores de los que hablamos, tanto en los resultados de búsqueda como en las propias páginas.

El último indicador de la autoridad de un sitio web es el PageRank, y es aquí donde se representa la popularidad de un sitio de manera concisa. Este indicador se encuentra patentado por Google. Mientras más enlaces sean recibidos desde distintos sitios, mayor será la popularidad. Un buen Link Building nos dará como resultado un incremento del Page Rank.

Conclusiones

Al hablar de SEO no podemos enfocarnos únicamente en el posicionamiento de contenidos, puesto que si bien el contenido es el rey, no es el único que vive en el reino, y es por esto que debemos cuidar todos los demás aspectos.

No obstante, siempre deberemos priorizar el hecho de realizar el mejor tipo de contenido que se pueda hacer, utilizando palabras clave que nos ayuden a posicionarnos pero que los usuarios puedan entender y sirvan para su beneficio.

La creación y optimización del contenido original siempre nos favorecerá, así como incitar a que los usuarios se enamoren del mismo y lo compartan en las redes sociales (sobre todo si se cuenta con botones sociales accesibles en el contenido) donde llegará a más personas, tomando nosotros también las riendas al crear enlaces, desarrollar cierto nivel de autoridad, y buscando mejorar siempre nuestra página.

Share:

0 Comments on "Optimización del contenido de cara al SEO"

¿Te gustaría compartir tus opiniones?

La dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.

Deja un comentario